Que es el liner para piscinas

El liner armado para piscinas, conocido también como “lamina armada” es un material elaborado por dos capas de 0,75 mm de policloruro de vinilo plastificado (PVC-P), con un espesor de 1,5 mm, 1,8 mm o 2 mm, según fabricante, dispone de un refuerzo entrelazado en fibra de poliéster, para conseguir una mejor resistencia a los desgarros y las roturas, sin contrarrestar la flexibilidad, capaz de adaptarse a cualquier forma.

El principal objetivo del liner para piscinas es conseguir una absoluta estanqueidad e impermeabilización del vaso de la piscina, garantizando un increíble resultado estético gracias a la gran variedad de colores y estampados que disponen los diferentes fabricantes de lámina armada.

Se confeccionan en formatos estándares suministrados en rollos de 1,65 m de anchura por 25 m de longitud, embalados y protegidos por un recubrimiento plástico.

El revestimiento de liner armado se caracteriza por una fácil y rápida instalación, se puede colocar sobre cualquier soporte; acero, hormigón, plásticos, perfecto para piscinas privadas o públicas de grandes superficies; centros deportivos, parques acuáticos, hoteles, comunidades, piscinas olímpicas, campings.

Es importante tener en cuenta su instalación, debe ser instalado por una empresa homologada y con experiencia. La unión entre ambas láminas se realizada por termofusión, mediante aire caliente, creando una perfecta soldadura.

Dispone de un barniz de protección aplicado en la cara superior, que garantiza una gran resistencia a los rayos ultravioleta, la proliferación de micoorganismos; hongos, esporas, bacterias y las cremas solares.

El liner armado para piscinas es el único revestimiento capaz de garantizar una perfecta estanqueidad del agua, entregando un certificado escrito y sellado de 10 años de garantía que ofrezca una tranquilidad al cliente que su piscina no va a perder nada de agua.

Los revestimientos de lámina armada son la mejor opción para la reparación de piscinas, capaces de absorber los movimientos de terreno, dilataciones o movimientos sísmicos.

Su precio es relativamente económico a diferencia a diferencia de otros sistemas de impermeabilización y de excelentes resultados.

Las ventajas de los revestimientos de lámina armada frente otros materiales clásicos, es que no quedan autoaderidos, provocando posibles grietas a futuro e importantes fugas de agua.

Cambios de liner o sustitución de revestimientos en la piscina;

La vida útil de un liner de bolsa en una piscina prefabricada es de entre 15 a 20 años, dependiendo de la marca o fabricante y su instalación. Cuando el liner de bolsa llega a su vida útil tiende a desgarrarse, decolorarse o deteriorarse y obliga a realizar la sustitución de un nuevo revestimiento. Hay que tener presente que durante el tiempo de duración de los revestimientos, el impacto económico es relativamente pequeño, al no tener de realizar reposición de piezas caídas, boradas o volver a pintar la piscina.

La imagen puede contener: una o varias personas, piscina y exterior

Impermeabilización con liner armado en piscinas de obra

En las piscinas de obra están realizadas en hormigón proyectado o gunite, confeccionando un vaso seguro y alta calidad, resistente y armado con hierro para ofrecer una gran resistencia y fuerza mecánica. Aun así el envejecimiento debilita su estructura creando grietas e importantes fugas de agua en la superficie, haciendo complicada la reparación, con los revestimientos de lámina armada, aportamos una gran estanqueidad y seguridad, dejando todas las grietas detrás del vaso, consiguiendo absorber todos los movimientos del terreno, creando un freno ante las fugas de agua.